Tu ADN a la carta. Tecnología, tendencias sociales y Retail personalizado

por: Carlos Ogallar Aguirre, CEO AQS

A menudo hay ideas que triunfan y que, por su evidencia o simplicidad, pensamos que estaban al alcance de cualquiera. Y nos preguntamos cómo nadie lo hizo antes o incluso le restamos valor sin caer en que nosotros nos fuimos el visionario que la identificó o el que tuvo el valor de llevarla a cabo.

Bajo este marco quiero analizar un caso muy concreto, una iniciativa retail en la que confluyen tres pilares y a la que auguro, cuando menos, bastante éxito: cómo aunar la tecnología, las tendencias sociales y el retail personalizado. En breve, esta conjunción pasará de ser solo una idea o un deseo a extenderse de manera natural en nuestro día a día.

Tecnología, tendencias sociales y retail personalizado, ingredientes de un ‘nuevo cóctel de enzimas’

  • Tecnología y ciencia. El estudio del ADN se ha democratizado, está al alcance de todos y hasta ahora se ha aplicado de manera específica a la medicina en el marco de la prevención. Hoy conocemos que la información única y exclusiva que contiene nuestro ADN nos permite prever y anticiparnos a posibles enfermedades futuras, diseñar tratamientos a medida e, incluso, crear posibles implantes con una aceptación y éxito asegurado. Pero abramos una nueva puerta, ¿podemos trasladarlo a ámbitos más sencillos y del día a día?

 

  • Tendencias sociales. Llevar una vida saludable y de calidad, alargar la llamada ‘eterna juventud’ en nuestro aspecto exterior es una realidad totalmente consolidada en el mundo en el que vivimos.

 

  • Retail personalizado. El gran objetivo del retail actual está ligado a cuestiones sobre ¿cómo me puedo distinguir del resto?, ¿cómo conseguir que me elijan a mi y no a la competencia?. Hemos calificado la ruta actual como “experiencia de cliente”, es decir, conseguir que cuando el consumidor está conmigo se sienta tratado de una forma diferenciada, que está obteniendo un valor especial y distinto, unas sensaciones y, en consecuencia, resultados que no obtendría en otras marcas comerciales de la competencia.

Si mezclamos en una probeta de laboratorio estas tres ‘enzimas’, tecnología, vida saludable y retail, el cóctel resultante es WaitRose**.

WaitRose ha implantado en sus puntos de venta una aplicación denominada DnaBand, que evalúa la idoneidad de un producto normal de consumo para cada uno de nosotros. Poseen información de más de 500.000 códigos de barras de productos de alimentos y bebida y, en función de nuestro perfil genético, nos indica si ese producto es bueno o no para nosotros. Por supuesto, y ya de paso, la aplicación recomienda productos ecológicos alternativos en la misma categoría, no olvidemos que estamos aquí para vender.

Sin duda, nos encontramos ante un libro abierto con muchas páginas en blanco por escribir en la transformación que el comercio físico está experimentado. Ya no hablamos de futuro, bienvenidos al presente.

 

** Agradezco al presidente de la Asociación Española de Retail (AER), Laureano Turienzo, la identificación de este caso. Más información en el siguiente enlace:

https://www.linkedin.com/posts/laurenturienzo_un-noticia-que-nos-da-la-clave-de-lo-que-activity-6607708929671729152-NKZV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *