Ayudar a nuestro franquiciado a vender más

Flexibilidad o rigidez

Se admite actualmente que la flexibilidad es una buena característica para los negocios, ser capaz de adaptarse a la situación, al mercado, al entorno es una capacidad de ganador. En el otro lado, la rigidez muy posiblemente va a ser una piedra atada a nuestro tobillo.

¿Por qué si estamos de acuerdo en esto no lo practicamos con nuestros franquiciados? No siempre es necesario que obliguemos a nuestro franquiciado a comprar antes de vender. Las circunstancias puede que nos inviten a intentar políticas de stock y facturación más flexibles, que nos ayuden a vender más a la cadena y al franquiciado.

Stock en depósito

La idea es sencilla. Hay productos, que por su coste, su rotación u otras circunstancias, se quedarían en nuestros almacenes si nos somos capaces de llevarlos frente al potencial consumidor y para poder hacer esto tan sencillo como es exponer nuestros productos, necesitamos que las tiendas de nuestros franquiciados nos lo pidan y lo expongan. El problema es que no siempre les es posible adquirir mercancía tan costosa, tan novedosa o tan difícil de vender. Necesitamos para estos casos ser flexibles, permitir que nuestros franquiciados tengan mercancía comprada y mercancía en depósito y necesitamos poder gestionar estos stock de manera transparente, sin problemas, sin dudas sobre qué se ha vendido: lo ya comprado a la central o el depósito.

 ¿Nuestro TPV puede diferenciar para un franquiciado diferentes tipos de stock?

A veces tenemos las ideas pero la tecnología no nos acompaña. Nuestro sistema de gestión de tiendas, el mismo que usamos en toda la cadena, que además tiene tiendas propias y franquiciadas nos debiera poder permitir la gestión del stock en diferentes niveles:

  • Lo que ha comprado por el Franquiciado
  • El surtido en Reposición, los Best sellers en tienda
  • La cesión de excedentes
  • La compra directa del Franquiciado

Y además necesitamos que este control del stock se haga en todos los movimientos de stock:

  • Los traspasos entre tiendas
  • Los traspasos internos
  • Los inventarios
  • La regularización de stock
  • El albarán de salida
  • Las devoluciones de cliente
  • Las devoluciones de proveedor
  • El albarán de entrada
  • Las ventas.

CástorRetail es flexible y fiable

CástorRetail nos va a permitir gestionar distintos tipos de stock en función de nuestras necesidades. Lo va a hacer teniendo en cuenta los diferentes tipos de tiendas, para todos los documentos de la gestión y lo va a integrar de una manera sencilla en nuestro ERP, para permitirnos facturar de manera sencilla a nuestros franquiciados sin necesidad de un control externo al TPV.

Pero no solo lo va a hacer de una manera sencilla, además y dada la robustez con la que CástorRetail trata los datos, el control del stock será fiable y nos permitirá saber en todo momento, de cada productos, cuánto hay en nuestros almacenes centrales y cuanto en cada tienda franquiciada. Nada se escapa a una aplicación que ha demostrado en cadenas de retail que pone gran atención en el detalle y que siempre suministra información fiable sobre la cadena.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *