Maestro paellero y el software CástorRetail

Introducción

La paella es un plato representativo de nuestra gastronomía. Cada familia, cada región, tiene su secreto personal que la hace distinta y la mejor entre todas las paellas.

¿Cuántos maestros paelleros tiene España?, ¿cuántos preservan la auténtica receta de la verdadera paella?, ¿cuándo es paella y cuándo debe ser considerada ‘arroz con cosas’?, ¿cuál es la mejor, la valenciana, la alicantina, la catalana, la de nuestra abuela?… Si, sin duda este es un país con miles de maestros paelleros, férreos defensores de su receta. Doy por hecho que todos buscan la excelencia de su plato y lo cierto es que no hay receta única ni igual.

La paella tiene un denominador común, el arroz, aderezado con diferentes ingredientes dependiendo del maestreo paellero en cuestión, y con matices en su cocción y preparación.

Y dirán ustedes, ¿qué pinta la receta de la paella aquí?, ¿qué tiene que ver con ‘mi libro’ y con el software que desarrollamos en @aqs, #CástorRetail, orientado a cadenas comerciales.

Es muy simple, tras muchos años de estudios, análisis, descubrimiento y aprendizaje de los procesos internos en las empresas en las que hemos implantado CástorRetail, he llegado a la conclusión de que este país es un país de grandes maestros paelleros.

Nuestra paella CástorRetail

Nuestros primeros contactos con una nueva cuenta son dignos de un afable invitado. Nuestra paella suena muy bien y se promete sabrosa, y más cuando la consumen otros honorables comensales de reconocido nombre (evidentemente, me refiero a otras marcas de retail, que en numerosas ocasiones son su competencia directa) …”si la adquirió Pepito será estupenda”; “yo la quiero como la que Juanito tiene”.

Y cuando entramos en el detalle de tan exquisito plato es cuando nuestro comensal se convierte en crítico gastronómico y maestro paellero…

Cada vez que presentamos cómo evalúa nuestro software #CastorRetail las necesidades de compra de una cadena comercial, cómo debemos distribuir la mercancía a las tiendas y tantos otros procesos, surgen las preguntas, particularidades o grandes secretos de cada maestro paellero: “No me puedo creer que Juanito no le eche una copita de vino justo antes de su ebullición”, “¿las gambas las ponéis una vez apagado el fuego o con el último golpe de calor?”, “¿me vais a tapar la paella con un trapito unos minutos?”

El mejor equipo, confianza total

Justo en estos momentos se descubre la mejor receta, la de más calidad y la más profesional: nuestra forma de trabajar y la genialidad que usted aporta al plato.

“Señores, los maestros paelleros son ustedes, nosotros somos su equipo. Disponemos de una buena cocina ya probada en la que otros confían, buenas críticas, una estupenda paellera, unos ingredientes de primera calidad y preparados para su utilización, pero el proceso me lo tiene que definir usted. No espere que nuestro plato considere que el azafrán debía estar ahumado con rescoldos de encina, y menos aún que de no hacerlo así se trata de un plato inaceptable”

¿A la carta o de menú? Usted elige

Si usted busca la reproducción maestra de su paella, nosotros seremos el equipo fiel de cocineros, el más profesional y capaz, porque, además, estamos especializados únicamente en paellas. Puede indicarnos cada medida, cada paso, cada proceso y lo implementaremos a su gusto, según sus necesidades, en definitiva, será un plato completamente a la carta.

Eso sí, si por el contrario pide la paella de la casa, ésta será exquisita y a un precio más razonable, está adquiriendo una paella hecha con mimo y excelencia por parte de otros maestros paelleros pero en ningún caso tendrá la medida precisa de sus ingredientes ni el proceso exacto que busca.

Por supuesto no vamos a reinventar ni construir paelleras, ni tampoco hacer ingeniería transgénica para obtener un nuevo tipo de arroz, eso ya lo tenemos y sería trabajar de nuevo desde cero, pero la fórmula magistral que hace que su restaurante se valore y crezca dependerá exclusivamente de usted, ya que es el creador de su marca, de sus diferencias y virtudes. Nacen de la genialidad que usted como chef posee, por lo que no debería desear que otros ya tuviesen la fórmula magistral de su paella salvo que deseemos pasar a servir un menú diario, aspecto nada criticable y a veces tanto o más lucrativo, pero en otra liga de restaurantes.

Lo dicho, ¡oído cocina!

Carlos Ogallar
CEO en AQS
cogallar@aqs.es
www.aqs.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *